Si los cerdos hablaran...

¿Qué es una comunidad sin sus chismes? Los hay en la oficina, los hay en las escuelas, los hay entre organizaciones y todos nos refocilamos cuchicheando sobre la última tontería ajena, pensando que con quien lo hacemos jamás hablaría así de nosotros.

Spoiler alert: lo hacen.

Los chismes veganos y oenegeros son tan imbéciles como los de cualquier otro grupo. Todos estamos convencidos de que nuestra estrategia es la buena y los otros andan perdidos. Pasa en cualquier lado. Espero que entre organizaciones pecuarias también, si es que eso les roba atención y los hace menos eficiente en lo que hacen.

Pienso que es buena la existencia de diversos grupos para atraer a distintas personalidades. A ojo de buen cubero podría decir que aquellos en apariencia más radicales atraen a los miembros más jóvenes de la sociedad. DxE Acción Directa en Toda Partes es uno de ellos. A través de un exceso de documentación de sus acciones dramáticas tratan de visibilizar la explotación de los animales.

A mí me importa un bledo si se graban llorando y moqueando por treinta minutos cuando ven pasar un camión que lleva animales al matadero. La sobre exhibición es algo que las nuevas generaciones entienden más que yo, que ya echtoy viejita (ageism!). Si eso atrae a otros a dejar de comer animales, que lo sigan haciendo.

Entiendo también, porque formé parte de una, que las organizaciones internacionales se sostienen mayormente con donativos millonarios y necesitan ordeñar (¡lenguaje especista!de manera incesante esas fotos y videos. Es lo que se considera la prueba de que están haciendo algo y está bien, creo, mientras en verdad hagan algo. El problema viene cuando ese algo incluye joder a otros animales aunque sus intenciones fueran rescatarlos.

De oídas, se dice que los rescates de DxE Acción Directa en Todas Partes Ciudad de México han terminado en muertes. Como uno en el que 70 personas rescataron a cinco gallinas, mientras que el rescate se difundió ampliamente, no así el destino final de las aves. El caso más reciente es el de 15 cerdos que sobrevivieron un accidente en la carretera México Pachuca. Las transmisiones en vivo nos mantuvieron a todos con el alma en vilo y le quitaron el foco al después. En cuanto me enteré doné lo que me fue posible, igual que cientos más.

En el fondo no quieres creer que una persona que practica el veganismo dañe a propósito a un animal. Mucho menos quienes tuvieron el valor de ir a un lugar plagado de sufrimiento a tratar de salvar tantas vidas como pudieran. Pero no solemos considerar que podrían hacerlo por negligencia o soberbia. Y que en algún momento los invadiera la creencia de que su grupo es demasiado valioso para el movimiento como para afectarlo con el reconocimiento de sus propios errores, otra habitualidad de las organizaciones internacionales.

Ninguna organización vale tanto como sus líderes y recolectores de donaciones le hacen creer a sus miembros. Y ciertamente no vale más que las vidas de los animales. El desafortunado chisme de este rescate de cerdos incluye la muerte de cuatro de ellos porque se tomaron malas decisiones. Lo cierto es que solo los que estuvieron ahí saben la verdad por completo. Se esperarán réplicas y contra réplicas al video que adjunto abajo, agregando evidencia de ambos lados y cuya veracidad le tocará juzgar a la comunidad que siguió el caso y donó.

Hasta el momento no se sabe con certeza el paradero de los cerdos sobrevivientes más que de dos de ellos que ya están a salvo en el santuario Granjita TyH. Comentarios de obvios seguidores de DxE aseguran que están en perfectas condiciones sin que ninguno, según mi conocimiento, haya brindado material que apoye estas declaraciones.

Supongo que esto es lo más cercano a un juicio que tendrán los cerdos muertos, ojalá sus compañeros, que esperemos que estén bien, pudieran contarnos cómo es que los humanos, aún siendo veganos, nos las arreglamos para hacerles pasar un rato de mierda más.

Vean y juzguen por ustedes mismos. 


Actualizaciones

Video de DxE y Animal Save Movement de Ciudad de México. Omití a esta segunda organización por descuido, no sé qué grado de participación tuvo cada una. Las buenas noticias: al menos una parte de los cerdos, al parecer, se encuentran muy bien, se presume que hay otros activistas independientes con las manos metidas ahí. Las noticias chismosas: aún no hay facturas ni documentos que avalen el uso del dinero, pero eso ya es, como decía mi abuelita, pleito ratero.

Tercera actualización: Esta viene de personas que se identifican a sí mismas como activistas independientes. Los tres videos se pueden resumir en "¡No fui yo, fuiste tú!" y quizás estamos ante un dilema ético que solo podría venir en un libro de filosofía: activistas que se presumen con buenas intenciones salvan a 15 cerdos de morir, por negligencia en su actuar cuatro de ellos mueren asfixiados. Si no los ayudaban, hubieran muerto todos, pero si como veganos le dan el mismo valor a la vida de un cerdo que a la de un humano ¿qué sigue? ¿debe haber un castigo? ¿deben alejarse del activismo?

Eso lo resolverán quienes se hagan esas preguntas y quieran invertir su tiempo en el asunto. Por el momento yo saltaré de este tren del mame que se descarrilará pronto.

Las únicas predicciones que me atrevo a hacer son las siguientes:

  • En dos meses nadie recordará esto.
  • Los cerdos sobrevivientes tendrán una vida que nunca conocieron. Serán felices a su manera.
  • Todos comenzarán a grabar conversaciones a escondidas.
  • Los rescates serán mucho más discretos y tal vez esta ausencia de foco atraiga a más personas adecuadas y no tanto aspirante a influencer
  • Cuatro cerdos seguirán muertos porque nadie pensó que transportarlos en un camión de mudanzas sin ventilación fuera mala idea. 

0 comments