Thursday, October 30, 2014

Activismo efectivo: interconectividad y marketing


Interconectividad es la habilidad de una persona o grupo para relacionarse con otros individuos o conjuntos. Dicen muchos estudiosos de las matemáticas y ciencias de la computación que esta es una cualidad indispensable en aquellos activamente interesados en propagar una nueva idea o tecnología.

Un amigo y yo pasamos horas enteras hablando de esto, cada quien pensando en sus propios intereses: el mío, que haya más veganos en nuestro país; el de él, que más personas en México lean comic nacional. Basados en nuestras experiencias personales y observaciones empíricas, identificamos algunos pensamientos constantes en ambos grupos (moneros y veganos):

1. Ausencia total de objetivos claros y específicos.
Queremos que la gente simpatice con nuestra causa, que deje de someter y consumir animales, que tenga consideración moral hacia todos, incluídas las especies consideradas nocivas. ¿Pero cómo sabremos si lo que estamos haciendo está surtiendo efecto? ¿Llevamos un seguimiento de aquellos a quienes les hemos hablado de veganismo? ¿Hemos probado diferentes técnicas o nos casamos con una desde el principio asumiendo que era la más eficiente? ¿Tenemos una meta numérica en mente? ¿Qué es exactamente lo que esperamos cuando hacemos activismo?

Ahora bien, pensemos en lugares donde las mismas personas se reúnen todo el tiempo de manera constante, zonas donde nos sería más fácil monitorear nuestro progreso: escuelas, oficinas, zonas habitacionales o incluso nuestro propio hogar.

2. Pensar que la misma cosa funciona para todos.
Abolicionismo, antiespecismo, bienestarismo, neobienestarismo, incrementalismo... Cuando intento hablar de estos términos con alguien que no es vegano, pierde el interés más rápido que si le hubiera pedido examinar una verruga extraña que me salió en la espalda. La razón por la que lo hacía frecuentemente es que leer sobre esas cosas provocó en mí la decisión de no utilizar animales jamás, ergo, creía que lo mismo pasaría con otros.

El ensayo y error me probaron equivocada. Mejor aún: descubrí que una negativa inicial no es para nada un fracaso o caso perdido, sé que hay muchos de ustedes que conocieron a alguien que les perjuraba que jamás dejaría los bisteces y hoy en día son veganos de hueso colorado que no toleran ni el aroma de las carnitas. Pero regresemos a estas dos palabras que tanto me gusta ver juntas: ensayo y error (+ seguimiento); es la única manera en la que podrán determinar la técnica que mejor funciona.

3. Mueganización (para quienes no sepan, esto es un muégano)
Rodearnos de personas que piensan igual que nosotros ayuda a reforzar nuestras creencias y como grupo es más fácil convertirse en una entidad influyente. ¿Pero qué pasa cuando dicho conjunto se sigue moviendo en los mismos círculos? Los veganos suelen hacen eventos en los mismos lugares, con la misma temática a los que siempre acudirán las mismas personas (ferias naturistas, marchas en pro de los derechos animales). Estos pueden parecer ejemplos muy tontos, pero pensemos fuera de la caja: ¿Y si hubiera un stand vegano en La Feria de la Torta? ¿Y uno de ropa sin piel en una expo de textiles? ¿O una historieta sobre veganismo en una convención de comics? ¿Qué tal buscar otra minoría con intereses diferentes pero no opuestos a los nuestros y tratar de colaborar juntos?

4. Pelea de muéganos
Entre la población, somos un porcentaje pequeñísimo de gente que practica este estilo de vida. Si en lugar de promover el veganismo entre quienes consumen animales, dedicamos este tiempo a criticar a otros veganos, solo estaremos perdiendo energías y recursos que bien se podrían utilizar para engrosar nuestras filas. ¿Por qué empecinarnos en  regañar a quienes ya no consumen animales solo porque no piensan de la misma manera que nosotros? Abandonen su ego, dejen de lado todas sus ideas preestablecidas, ¿qué es lo que queremos? ¡Que más gente deje de comer, vestir y asesinar animales! ¿Realmente es tan importante que dejen de hacerlo por las mismas razones que ustedes?


Quizás nos equivocamos, tal vez hay problemas mucho más graves que estos, pero es lo que concluimos luego de leer no pocos -ni muchísimos- estudios de opinión que han repetido experimentos de propagación una y otra vez. Las observaciones son bienvenidas (y necesarias). 

Eso sí, me vería realmente mal si vengo aquí de criticona y no ofrezco nada a cambio. Estas recomendaciones están basadas en un artículo titulado "Seis estudios de psicología con aplicaciones mercadológicas":
  • Reciprocidad: Al regalar algo al posible vegano (hoy les llamaré así y no comecerdo) es más probable que este se sienta comprometido a revisar su opinión. Podría ser un traste con comida o hasta un recetario. Qué tal una cena en un restaurante o unas bonitas botas veganas.
  • Compromiso pequeño primero, compromiso grande después: Que alguien decida hacerse vegano después una sola charla sería un milagro y un fenómeno digno de estudiarse. Lo cierto es que resulta más fácil que las personas se comprometan a hacer un pequeño cambio primero y después uno más grande. Podríamos pedir que veganizaran sus fines de semana, o todos sus desayunos. Que, si bien no deshacen de toda su ropa hecha de piel, por lo menos dejen de comprar más. Una vez que alguien haya cumplido esa sola cosa, será más probable que acceda a hacer otra que requiera mayor dificultad.
  • El contexto lo es todo: es importante tener un lenguaje amigable cuando se habla de veganismo. Sí, las charlas filosóficas son enriquecedoras y nos parecen interesantísimas a quienes ya no comemos animales, pero difícilmente atraerán gente nueva. En mi caso, he visto que hay ciertas entradas que tienen más visitas y contenido compartido que otras, curiosamente las que menos llaman la atención son aquellas de las que yo estaba convencida que serían un hitazo. ¿Raro, no? Pero los números no mienten y uno como ser humano sí está lleno de sesgos cognitivos, así que le voy a creer a los primeros.
  • Miedo a la pérdida: a las personas les inquietan las cosas nuevas por temor a privarse de algo. Un punto especialmente difícil considerando que todos parecen tener una obsesión con los alimentos, prendas o aparatos hechos de animales. Habría que tratar de cubrir todas estas preocupaciones y ofrecer las opciones veganas. 
  • Exposición constante: De acuerdo al artículo, cuando una persona es bombardeada con publicidad de un producto incesantemente, su actitud al respecto pasará de la irritación a un deseo irrefrenable de hacerse de aquello que promocionan tanto. La única manera que se me ocurre para extrapolar esto al activismo vegano es regresar al punto 3 allá arriba. Debemos estar TODOS lados -como ninjas-, incluso en aquellos que pareciera que estamos fuera de lugar. 
  • Influencia social: Mientras más pruebas de "clientes satisfechos" existan, hay más posibilidades de que la gente tome interés en algo. El artículo sugiere interacciones positivas constantes en redes sociales, así como testimonios de usuarios. Lo segundo es algo que nunca había considerado y ahora que lo pienso, qué interesante sería que otros conocieran lo bien que lo estamos pasando quienes vivimos sin martirizar animales... se me hace que haré una entrada sobre eso :)
IMPORTANTE: Nunca sabremos qué es más práctico y eficaz si no llevamos un registro y un seguimiento de todas las cosas que hemos intentado. 

Breve epílogo:
A veces me torturo releyendo las cosas que he escrito, frases como "jamás haría migas con un taurino". Pienso entonces en mi amigo, el melancólico escritor que creó este cuento para un blog que rechaza todo aquello en lo que él cree, en el tiempo que ha pasado ayudándome a idear nuevas y mejores maneras de comunicación (fue quien me sugirió pensar en estrategias de marketing); y admito de buena gana que haberlo conocido nos hizo mucho bien a mí y a mi veganismo. 

Me he adentrado un poco en el comic en español, cosa que jamás habría sucedido sin Yorko, un gran ilustrador al que conocí a través del gremio monero. Me prestó verdaderas obras de arte, como Arrugas, de Paco Roca, o Fuego lento, de Ricardo Peláez Goicoechea (no pongo el link porque ya nadie la tiene, qué lástima). Él a su vez, ha reducido dramáticamente su consumo de animales y aunque no lo hizo por motivos éticos, sino de salud, es una de las personas que he visto más interesadas en el tema.

Como yo lo veo, relacionarnos más con todo tipo de personas es algo que nos pone en ventaja y da la oportunidad de conocer gente interesante, inteligente, bondadosa y sensible en el camino. Todos ellos susceptibles de obtener algo bueno de nosotros y viceversa.

6 comments:

  1. wuau cuanta razon, a unirnos y a cambiar metodos, justo este fin de semana sufri un descalabro y en mi familia :( con mi hijo, en fin.
    a seguirle y gracias
    saludos
    Monse

    ReplyDelete
  2. Dato interesante:

    El veganismo ha crecido un 800% en los últimos 3 años en Alemania
    Germany
    El país ya cuenta con 3 supermercados veganos y más de 40 restaurantes vegetarianos. Los supermercados veganos de la casa Veganz ofrecen más de 6.000 productos y 77 quesos libres de productos de origen animal. La cadena pretende abrir 20 tiendas en Europa.

    Dos artículos publicados en ls últimos meses por el canal alemán DW muestran un crecimiento vertiginoso del estilo de vida vegano en Alemania. Famoso por su cocina llena de carne, el país cuenta con más de 40 restaurantes dedicados a la cocina vegetariana y 600.000 veganos, ocho veces más que hace tres años. El gran aumento se debe principalmente al marketing positivo sobre el tema y la creciente cantidad de productos que ofrece la industria.

    También está en Alemania el primer supermercado vegano de Europa, llamado Veganz, creado y mantenido por un ex director de la empresa automovilística Daimler. Ene Bredack dejó su trabajo en la empresa que fabrica, entre otras marcas, automóviles y camiones de "Mercedes-Benz" para dedicarse a este establecimiento vegano.

    El supermercado Veganz ofrece más de 6.000 productos veganos, entre ellos, 77 tipos de quesos vegetales. Situado en la capital del país, las dos primeras tiendas reciben 400 clientes al día y facturan poco más de 4 millones de dólares por año. Tras el éxito de las primeras tiendas en Berlín, Jan abrió una sucursal en Francfort y dice que planea abrir 20 sucursales más en los próximos tres años y extender la marca Veganz en toda Europa. (Información proporcionada por animanaturalis).

    ReplyDelete
  3. Hola, buenas tardes. Soy de Mérida y hace poco descubrí tu blog, tendrá como 2 semanas. Hace 3-4 meses que soy ovolactovegetariana pero nunca me había gustado mucho la carne, asi que dejarla no fué gran cosa, sin embargo a todo le pongo queso. No he leído mucho sobre la industria de los lacteos ni de los huevos porque cualquier cosa me hace llorar y pienso que verlo o leerlo me traumará mucho, en fin. No es para excusarme pero...¿es menos malo comprar queso en queserías que es más rústico y según mi ventero las vacas están libres en el campo? Por cierto me encantó tu receta de hummus, ya lo habia hecho con otra receta pero el limón lo deja delicioso. Saludos y de antemano agradezco cualquier consejo que puedas darme.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola, guapa : )

      No tienes que ver videos que te traumen, aunque tarde o temprano, si lo que deseas es llevar una vida con la menor cantidad de sufrimiento animal posible, debes enfrentarte a la verdad.

      Te propongo algo: ¿qué tal si buscas información escrita sobre personas que se dediquen a la producción lechera? No encontrarás detalles sórdidos como los que hay en notas sobre la crueldad de esta industria, pero sí hallarás conceptos como "destete precoz", que significa separar al becerro de su madre apenas nace, o "vacas listas para el camal", que quiere decir que cuando esta especie ha disminuido su volumen de rendimiento ya es material para convertirse en carne empacada.

      Es de hecho este tipo de lectura la que me ha resultado más esclarecedora. Te hace darte cuenta de que incluso llevando a cabo estas actividades "humanitariamente" o acorde a los criterios de estandarización, a los animales no se les trata más que como objetos sin personalidad o intereses, cosas que sabemos que SÍ tienen.

      Así que, lo único que puedo asegurarte, es que a las vacas del señor que te vende el queso no las van a jubilar ni a mandar a un campo verde cuando ya no sean convenientes económicamente.

      Si ya tienes la semillita dentro de ti, deja que siga creciendo, experimenta con la cocina y ordenando comida sin animales ni sus derivados en establecimientos y restaurantes. Si lo logras durante un tiempo y de repente, por antojo o presión social, vuelves a comer algún producto animal, no lo tomes como un fracaso o algo imposible de llevar a cabo, sino como un tropiezo.

      Cuando aprendas a hacer "cochinita" pibil vegana, promete que me invitarás unos tacos :D

      Delete
  4. Gran artículo tanto por lo elaborado como por la razón que creo llevas en muchas cuestiones. Opinión personal claro. Donde no estoy de acuerdo es en lo de "no perder energías con veganos". Es muy importante que el veganismo tenga una línea definida. Si se da una imagen del veganismo "espiritual", "de frikis", de gente que "sonrie y tampoco es que le importen demasiado los no humanos", etc... La gente puede obtener un concepto equivocado y se extiende con el "boca a boca" una idea que hace daño al movimiento y perjudica a los no humanos. Por tanto, para mí sí es fundamental "definir veganismo". No me meto en como quiera cada uno veganizar a la gente, sino en que por ejemplo se deje de vender el veganismo con una sonrisa, aire místico-espiritual, crudiveganismo y cualquier tipo de cuestión que no tenga que ver con las causas más importantes que son especialmente la masacre brutal y monstruosa hacia los no humanos y tambien como afecta esto a los propios humanos y al planeta. Creo desde luego que con lo que padecen los no humanos, es un tema para ser duro en el argumentario - sin faltar al respeto -, serio e insistente, no para ir con una sonrisa hablando de paz y amor...

    ReplyDelete
    Replies
    1. jo jo jó, me hiciste reír mucho con los veganos sonrientes con mensajes de paz. ¿Que el veganismo debe tener una línea bien definida? Tienes toda la razón, el mensaje lo estamos dando por parte de los animales, así que reduciendo toda la teoría, podríamos decir que el eje es el "sensocentrismo" (lo encomillo porque no existe en la RAE), el reconocimiento de que los animales poseen una conciencia.

      Los seres humanos son capaces de mantener una red de creencias que pueden o no estar relacionadas unas con otras. En un plano real y en la mente de quien las sostiene. Yo, por ejemplo, no estoy en contra de los transgénicos, todo lo contrario, estoy a favor de esa rama de la investigación. La información que he recabado hasta el momento me ha llevado a tener esa posición. Pero en redes sociales pareciera abrumador el número de veganos que no están de acuerdo. Y está bien.

      Gary Francione, uno de los académicos veganos más prominentes y sesudos que he leído, hace constantes declaraciones de lo que debiera ser la psique de un vegano (y se cita a sí mismo -___- #facepalm), por ejemplo, dice que si seguimos ese estilo de vida deberíamos dejar de ver pornografía porque constituye una explotación de la mujer, y que si alguna llegara a estar de acuerdo o participar en esa actividad es porque está engañada por los hombres que la hicieron creer que eso la hacía poderosa y dueña de sí misma. Es otra postura que no comparto.

      Lo que me lleva de vuelta al "sensocentrismo". Es quizás la única cosa en la que estaremos de acuerdo todos los que nos autonombramos veganos ¡y quizás ni en eso! Existen quienes iniciaron ese viaje por razones de salud o ambientales. Y también está bien. Yo detesto la religión, pero si decirle a alguien que a Dios (el que sea) le gustaría que ya no matara animales y me va a tomar menos tiempo que cambiar su creencia en un ser superior, lo haría sin chistar. No lo hubiera hecho antes, pero ahora sí, porque elegí a los animales como mi lucha y a ellos les urge dejar de ser asesinados, poco importa cómo suceda.

      El ser humano, en masa, es predecible. Puede ser generalizado. Como individuos seguimos siendo esos chocantes copos de nieve inigualables de los que todos hablan. Supongo que lo que trato de decir es que mientras el resultado sea menos no humanos siendo destrozados, la gente puede hacer de su retaguardia y su cabecita un papalote : P

      ¡Oye! ¡Gracias por comentar! :D

      Delete

En Mexican Vegan nadie es dueño de la verdad absoluta. Si te gustó lo que leíste, investiga al respecto, si no te gustó, investígalo de todas maneras. No somos los únicos veganos en el mundo por lo que no debes juzgarlos a todos por las cosas que decimos o pensamos en este blog. Gracias y... Go Vegan!
Related Posts with Thumbnails