Tuesday, November 12, 2013

De cuando uno se pasa de ve... gano

¿Los veganos pueden ver pornografía? ¿Profesar una religión cuyas doctrinas rechacen el bienestar animal? ¿Ver películas en las que haya una escena de violencia o crueldad contra algún animal generado por computadora? ¿Pueden ser políticamente incorrectos y contar chistes de bebés muertos? ¿Rasurarnos las piernas? ¿Tenemos que ser feministas? ¿Debemos conocer todas las publicaciones académicas sobre veganismo? ¿Que tal contratar los servicios de un señorito que se anuncie a sí mismo en el periódico? ¿Y si es mujer? ¿O fumar mota? ¿Odiar los transgénicos? ¿Escuchar a Moby? ¿Ser ateos? ¿Odiar el capitalismo? ¿Estar de acuerdo en todo?

Algo en lo que sí podemos coincidir todos aquellos que dejamos de consumir animales y sus derivados, así como apoyar productos o espectáculos que se beneficien con su sufrimiento, es que hacer lo contrario no sería moralmente correcto. Principalmente porque no precisamos de ellos para sobrevivir y tenemos la certeza de que un pollo, un perro, un pez, un elefante y un humano experimentan el dolor y el maltrato físico -cosas negativas- de una manera muy similar. Tanto como que dos más dos son cuatro. 

En lo que al parecer no podemos ponernos de acuerdo es un titipuchal de cosas más. Situaciones en las que nuestra condición humana y diferentes personalidades no nos permiten tener la misma percepción. Por ejemplo, alguien dijo que si uno era vegano no podía ver pornografía porque objetificaba (ya odio esa palabra) y explotaba a la mujer. Y yo, en mi afán de defender mi derecho a ver pornografía siendo una mujer vegana, me puse a leer sobre feminismo, las opiniones de algunos académicos veganos, testimonios de gente que tuvo muy malas experiencias y de otros a los que les fue bien, expertos en materia de sexo que la defienden y la condenan. No digo que haya sido tiempo perdido, pero además de descubrir que es un tema con muchísimos matices, también noté que quizás no concuerdo con las opiniones de muchos veganos y mujeres feministas y eso me llevó a cuestionar si estaba siendo una buena... persona. Y vegana. Ya saben, en general.

Al final, aunque la conclusión me estaba rondando la cabeza, fue un amigo (antiguo comecerdo y vegano converso -alabadas sean las berenjenas-), quien me ayudó a aterrizarla: "¿A mí qué me importa saber sobre feminismo y veganismo y pornografía? ¡Eso me vale gorro! ¡A mí dime qué comer! ¡O a dónde ir!". Tiene razón, ahora que lo pienso más detenidamente, los asuntos de conducta y relaciones humanas solo le atañen a los animales cuando estos se encuentran directamente involucrados. Por otro lado, tratar de mezclar el concepto de veganismo con otros conflictos sociales que son producto de nuestra cultura, entorno, educación y hasta genética, puede distraernos -y alejar a otros que intenten acercarse- del principal objetivo: proteger la vida y bienestar de los animales no humanos.

A los animales no les importa nuestra opinión sobre cualquier cosa. Solo quieren vivir bien, sin sufrimiento. Y no hay nadie que hable por ellos. Y aquellos que lo intentamos perdemos el tiempo dando nuestra opinión no requerida sobre asuntos que nada tienen que ver con protegerlos. Si pudiera les pediría una disculpa, que también les debo a los que vienen al blog en busca de ideas para llevar una vida sin crueldad y se encuentran con temas no relacionados que pude tratar mejor y con más tacto. Que estaban más relacionados con mis intereses personales.

Esto no quiere decir que no nos podemos involucrar en otras causas o problemáticas sociales y mucho menos que debamos restarles importancia. También entiendo que varias veces ciertas líneas de pensamiento se asocian directamente con la explotación de los no humanos, pero no podemos andar por el mundo diciéndole a la gente que, si es feminista, forzosamente tiene que ser vegana y viceversa, o que tienen que practicar yoga y creer en los chakras, o ser ateos porque las religiones son todas malas y oprimen a las mujeres y animales. O ser comunistas. O de izquierdas. O qué sé yo.

Tenemos, como personas y como sociedad, la ardua tarea de aprender a convivir con otros que no piensan igual que nosotros. Les dejo una cita de un divulgador científico cuyo trabajo me gusta mucho. Y odia a los vegetarianos.

"...Uno de los ejercicios más sanos en ese sentido sería someter tus propias convicciones a debate. Pero a debate de verdad. Es decir, confrontar tus ideas con las de gente que piensa de otra manera sin llegar al enfado (...) Cuando le rebates una idea a alguien, la mayoría se lo toma por lo personal. No hablamos ya si la conversación va sobre política o religión. Es muy sano saber distinguir entre las personas y sus ideas."
-Antonio Aberrón Martínez 

Y ahora opinaré sobre las inhumanas y poco veganas filas en los bancos.



5 comments:

  1. Eso estuvo muy budista amiga. Me remitió automáticamente a una frase que leí en un libro de budismo tibetano -con el cual no comulgo mucho- donde decía que de que servía conocer los conceptos del yo, del desapego, etc, si no se practicaba la meditación. Para los tibetanos la meditación es lo básico. Curiosamente los budistas tibetanos en general no son veganos, ni vegetarianos siquiera. El Dalai se ha tenido que enfrentar un montón de veces con vegetarianos que lo confrontan, y ha perdido mucha credibilidad. Pero regresando al tema, hay temas muy, pero muy básicos. De que sirve ir a protestar contra las corridas de toros y apoyar a Greenpeace cuando después ves a los activistas sentados en McDonald´s? Hay mucho por hacer, y debemos empezar por los cimientos, antes de pensar en los decorados. Te felicito por tu blog, escribes bien chido.

    ReplyDelete
    Replies
    1. En el caso de Greenpeace no es una hipocresía comer carne. Ellos defienden La Pesca Sostenible, por ejemplo. Puede que en el caso específico de McDonald's, lo normal sería que estuvieran en contra por sus prácticas empresariales, pero no es una organización que defienda el veganismo, animalismo o abolicionismo. Son ecologistas y puede que bienestaristas, pero nada más allá.

      Delete
  2. Hola,charly. Hay muchas buenas ideas en todas las corrientes religiosas. Y malas también. Personalmente no me identifico con ninguna y con honestidad (y un poco de vergüenza) puedo decirte que ya no sé qué pensar respecto a aquellos que las practican.

    Comienzo a pensar -como pudiste leer en el post- que la bondad y la compasión de las personas las determinan otras cosas además de sus creencias religiosas (o carencias de ellas). Sobre todo, que su personalidad tenga poco o quizás nada que ver con ser vegano. El problema es que quizás nos estamos empeñando en hacer del veganismo precisamente eso: una religión o un dogma, y ya estamos comenzando a dictar y exigir ciertos comportamientos que realmente nada tienen que ver con el objetivo principal, que es lograr la liberación de los animales.

    Muchas gracias por tus cumplidos... no me los merezco D:

    ReplyDelete
  3. Hola, la verdad creo que el veganismo se trata de practicar una vida sin dolor, pertencer o no a una religión, ver o no ver pornografía "legal", incluso ver o no peliculas donde muere gente o aninales falsos, no significa nada si vas por la calle ves el sufrimiento y no te conmueve el corazón, creo q eso sí es ser un mal vegano, porque dejamos de comer carne y productos de animales por que repetamos sus derechos pero sobre todo su dolor y su vida, así como la respetamos de cualquier otro ser humano. Entonces creo que si bien ser vegano no tiene nada que ver con cualquier otra ideología sí tiene relación con la paz del corazon y del espíritu y sobre todo, sobre entender el dolor ajeno, (aunque eso sí es muy budista).
    Y aunque esto suene muy cursi, es la forma en la que decidí ser vegana.
    Gracias por tu blog, y tus recetas que son muy ricas :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. No es anda cursi, Sherel, eres una persona compasiva y eso no debe jamás ser motivo de pena, todo lo contrario.

      Muchísimas gracias por leerme.

      Delete

En Mexican Vegan nadie es dueño de la verdad absoluta. Si te gustó lo que leíste, investiga al respecto, si no te gustó, investígalo de todas maneras. No somos los únicos veganos en el mundo por lo que no debes juzgarlos a todos por las cosas que decimos o pensamos en este blog. Gracias y... Go Vegan!
Related Posts with Thumbnails