Respetar lo irrespetuoso por Alex Franco

A continuación les presento un texto bellamente escrito que analiza el argumento especista "no dañes, pero déjame dañar". Gracias, Alex Franco, por tu colaboración.

Respetar lo irrespetuoso
Seguramente los vegetarianos y veganos nos hemos topado infinidad de veces con argumentos extraños que de una u otra forma pretenden justificar el uso de los animales no-humanos como recursos; desde escuchar que las plantas también sufren hasta que debemos tomar a los animales no-humanos como guía moral. En este sentido, merecen una mención importante aquellos argumentos que buscan legitimar acciones dañinas contra los demás apelando a la libertad.

En ocasiones, algunas personas que tratan a los animales no-humanos como meros recursos a nuestra disposición exigen respeto para sus acciones cuando sienten que estas se ven amenazadas. Lo extraño con esto es que piden respeto cuando no lo dan. Es como si dijeran “respeta el que yo no respete a los demás”. Incluso, y mas desconcertante aun, pueden llegar a acusar a los defensores animales de querer imponer su moral a otros, atentando así contra su libertad.

Con una retórica comprensiva dicen que está bien que a los antiespecistas no les guste dañar a los animales no-humanos, pero que no quieran privarlos a ellos de hacerlo. No obstante, el problema con esto es que nadie tiene (o debería tener) la “libertad” para dañar a los demás. Cada quien es libre de hacer lo que quiera, siempre y cuando no atente contra la igual libertad de los demás. La libertad es sobre uno mismo.

Esta clase de argumentos se explican al considerar que quienes los sostienen, no creen que los animales no-humanos son susceptibles de consideración moral o de respeto, por lo que en última instancia respetarlos es solo una “cuestión personal”. Y por lo tanto, quien quiera hacer que dejen sus hábitos dañinos significa que quiere imponerse. Sin embargo, una cuestión personal es aquella que concierne a la propia persona, no aquella que daña a los demá.


Por poner una analogía, probablemente no encontraríamos legítimo que alguien dañe a una mujer, por ejemplo, argumentando que es su “elección personal” y que por lo tanto no debe privársele de su libertad de hacerlo. La diferencia radica en que solemos entender que las mujeres deben ser tenidas en consideración moral y nadie tiene el derecho a dañarles. Por ello, los defensores de los animales debemos hacer ver que estos también merecen una consideración moral igualitaria a la que suele darse a los seres humanos, ya que también son seres con la capacidad de sufrir y disfrutar, lo cual es lo único que hay que tener en cuenta en aquellas situaciones en las que este en juego que alguien pueda ser perjudicado o beneficiado.

A fin de cuentas, somos iguales :)

Comentarios

  1. A mi me da la sensación que las personas se sienten atacas cuando dices que eres vegetariano o vegano, comienzan a dar excusas de porque comen carne sin que si quiera se le este preguntando, como una forma de justificarse. También la falta de respeto con otras personas que no comparten el mismo punto de vista, que si te faltan vitaminas, que las plantas sienten y no se interesan por conocer y aprender sobre tema, como una actitud defensiva. Sería mas interesante si aprendieran a escuchar, respetar y abrir un poco la mente, salir de esquemas.
    Conozco mucha gente que sabe donde esta parada, saben que comen carne y que hacen daño pero intentan disminuirlo (tampoco con mucho esfuerzo) pero hay otros que entran en una dinámica de negación.
    Yo respeto a las personas que comen carne, pero no estoy para nada de acuerdo con cerrarse a otras opiniones y formas de vivir solo porque no compartas la misma que ellos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Carmen!

    Sí, un par de veces me han espetado que así como ellos respetan que yo no coma carne, yo debo respetar que ellos la coman. No creo que se trate de poner la otra mejilla, pero necesitamos de mucha paciencia, una actitud cordial y argumentos firmes para interactuar con alguien que ya está la defensiva; eso y aceptar cuando una discusión no nos está llevando a ningún lado.

    ResponderEliminar
  3. También ocurre muy a menudo que los activistas utilizan ese mismo argumento para intentar librarse de cualquier crítica acerca del activismo que hacen, alegando que debemos respetar sus ideas y su conducta. Exactamente igual que hacen quienes defienden y practican el especismo, para intentar evitar cualquier tipo de crítica racional acerca de sus ideas y su comportamiento.

    ResponderEliminar
  4. Que tal, Luis

    Creo que nada es incriticable, especialmente si se trata de conductas que son dañinas para los demás. Lo que el texto trata de mostrar es la contradicción existente de pedir respeto para cometer conductas irrespetuosas.

    No estoy seguro a que te refieres cuando dices que a menudo activistas usan esta clase de argumentos. Lo que si esta claro es que la crítica es indispensable en todo movimiento, ya que fomenta el desarrollo de métodos más eficientes para conseguir los objetivos propuestos.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares