¿Es difícil ser vegano?

Esta es una pregunta que muchos nos hacemos cuando ya tenemos intenciones más serias de seguir este estilo de vida. Ojalá pudiera cubrir todas las situaciones posibles de alguien que quiere volverse vegano, pero no puedo hacer otra cosa más que contarles mi experiencia.

Debo admitir que yo fui de las personas lentas, por así decirlo. Tardé un poco en dejar los lácteos y utilicé el sistema de "grande a pequeño", dejando primero a las vacas, cerdos y borregos y al último aves, peces y mariscos. No me encontré con el término "vegano" sino hasta mucho tiempo después de haber modificado mi dieta y al principio pensaba "Psss... eso es para gente superior y avanzada".


El principio ¿difícil?
Si están leyendo esto seguramente tienen acceso a internet en algún momento del día. Hace algunos años, yo trabajaba 10 u 11 horas diarias más seis de trayecto (ida y vuelta), en el transporte dormía o leía ¡y a Harry Potter D:!. En casa no tenía servicio de internet y mi carga de trabajo no me permitía hacer búsquedas concienzudas de información, así que cuando finalmente abandoné todos los productos animales, no tenía conocimiento alguno de nutrición, suplementos, cantidades diarias requeridas, etc. El resultado: una drástica pérdida de peso (siempre he sido "fuertecita", así que no me quedé en los huesos), debilidad e irritabilidad.

Asocié las palabras veganismo y vegetarianismo con ensaladas, y eso era todo lo que comía porque en casa no concebían -ni sabían- preparar platillos que solo tuvieran vegetales y granos, lo mismo pasaba con los lugares donde vendían comida. Los antojos fueron algo muy duro y un gran número de veces metí una salchicha en mi boca para terminar escupiéndola en el bote por la culpa, también apliqué la técnica del niño melindroso, que consistía en retirar la carne o el queso de los platillos y solo comer las verduras. Así que, sí. Para mí el principio fue difícil, pero tuvo que ver más con mi ignorancia sobre el tema que con la dieta vegana en sí... 

Afortunadamente mi estupidez era proporcional a mi testarudez y pude reflexionar a tiempo, ubicar estas metidas de pata y darles solución:

1. "No sé nada sobre veganismo, solo que no hay que comer ni utilizar animalitos"
Entonces investiguen, lean, escuchen e investiguen nuevamente. Durante el día solo disponía de poco tiempo para el esparcimiento virtual y lo utilizaba para revisar mi correo o ver sandeces, afortunadamente por una fortuita coincidencia me topé con la película Earthlings -estaba buscando un video donde a Jenifer Lopez se le ve la celulitis ¿O era uno donde se caía?  Bueno, no importa- El punto es que utilicen esos cinco o diez minutos libres de su tiempo para buscar información sobre veganismo, especialmente la parte sobre nutrición. Y sé bien que el internet es el refugio de locos y merolicos (como yo), por lo que es importante que analicen las fuentes de su autor y de ser posible, consulten las fuentes mismas.

No se queden solo en la red, busquen material literario que pueda interesarles. Lean las opiniones de pensadores destacados y también de personas comunes y corrientes sobre por qué usar o no tal o cual producto es moralmente incorrecto o viceversa. Sobre todo, es muy importante que formen sus propias opiniones.

*Nota: Un tip que dan muchos nutriólogos veganos es comer alimentos altos en proteínas para vencer los antojos y producir la sensación de saciedad. Las leguminosas como los frijoles, garbanzos, lentejas y habas  son una buena opción. No olviden incluir frutas de temporada.

2. "Me gasté la mitad de mi quincena en salchichas veganas y tuve que recorrer cientos de kilómetros para obtenerlas" 
Esto de los alimentos veganos procesados puede ser un arma de doble filo: por una parte, puedes almacenarlos una mayor cantidad de tiempo y cocinarlos más fácilmente; pero también suelen ser más costosos y en la mayoría de los casos no hay tiendas que los distribuyan cerca de nuestra casa o empleo. Si tienen los medios, pueden adquirir el número de productos que necesiten para una semana  o más días y así no estarán regresando a la tienda constantemente.

La comida empacada es la solución ideal para aquellos que no cuentan con el tiempo necesario para cocinar, sin embargo, una mejor organización de nuestras actividades beneficiará más a nuestros bolsillos. Actualmente no cuento con refrigerador ni con los medios para adquirir uno, por consiguiente, tampoco he comprado soya al pastor, albóndigas, ni hamburguesas vegetarianas empacadas. Tengo la fortuna de trabajar cerca de un mercado y puedo adquirir ahí mis granos y legumbres, ya vivo en la ciudad y afortunadamente cuento con un poco más de tiempo para cocinar. 

Aunque la universalidad del jefe explotador que te exige horas extras las cuales no piensa pagarte ni de broma también me ha tocado, y sé lo que es llegar tarde de trabajar y tener que preparar comida; pero picar y saltear verduras, hervir arroz o frijoles realmente no toma tanto tiempo. Y pueden cocinar en ropa interior. Eso no ayuda en nada, pero los hará sentir más cómodos.

*Tip: De preferencia compren todas sus legumbres y guárdenlas en el refrigerador. La mayoría puede durar por lo menos una semana, y si las lavan y colocan en contenedores durarán  un poco más.

*Tip 2: A menos que trabajen en las calderas donde quemaron a Freddy Kruegger seguramente habrá algún lugar donde preparen algún tipo de alimento, intenten negociar con los dueños  para que les preparen comida sin carne. Yo lo he hecho un par de veces y he tenido muy buenos resultados.


*Tip 3: Aprendan a cocinar, o por lo menos, aprendan a no quemar la comida. Esta habilidad les ahorrará dinero, además de que la experimentación culinaria puede traernos resultados deliciosos... o muy graciosos de lo desastrosos que pueden llegar a ser.


3. "Mis amigos y familia no me apoyan... me siento solo :( "
Por alguna razón necesitamos de la aceptación de las personas a la hora de tomar una decisión que tiene que ver con nuestra vida, aplicamos una especie de concenso y basándonos en la opinión de la mayoría de nuestros amigos o conocidos es que damos una solución a nuestros problemas. Mis amigos -bueno, solo tenía una amiga... y me caía mal-  y familiares se burlaron muchas veces de mí y criticaron mis miles de intentos por hacerme vegetariana, lo que se resumió en más intentos.

Tenía dos opciones: seguir matando animales de manera indirecta y no tener que lidiar más con frases como "te pierdes de los aminoácidos esenciales de la carne, te vas a enfermar, eso lo comen los conejos, eres como una fanática religiosa, las vegetarianas son frígidas (sí, esa me la dijeron... y varias veces)"; o bien, confiar en mis decisiones y hacer lo correcto. No se alejen de sus amigos, no le retiren la palabra a su familia, simplemente sean firmes y muy claros respecto a los comentarios que están dispuestos a tolerar. Al principio uno está un poco más sensible, después de un tiempo se encontrarán haciendo bromas de ustedes mismos. Esto suena un poco trillado, pero quienes realmente los aprecien aceptarán su nuevo estilo de vida e incluso se mostrarán curiosos al respecto.

Por mi trabajo y el tiempo que debo dedicarle, yo encontré en las redes sociales la solución perfecta para intercambiar opiniones y anécdotas con otros veganos; solo recuerden mantener el pensamiento individual y desmenuzar todas las ideas que les atraen o los influyen.

En algún lugar debe haber un vegano que viva en un árbol, alejado de la civilización y las comodidades de la ciudad. Para alguien así no creo tener nada útil qué decir. Para el resto de personas que son más como yo (comunes y corrientes, con un horario de trabajo y salario promedio, con un empleo que a veces los vuelve locos), solo puedo decirles lo siguiente: no es necesario tirar un helicóptero con una patrulla, infiltrarse en alguna base militar extranjera, hackear las páginas del gobierno o levantarnos en armas. No sé ustedes, pero caminar un poco más para ir al super, levantarse más temprano, aprender a cocinar, investigar sobre nutrición y veganismo, tomar 10 minutos diarios de sol, leer las etiquetas de algunos alimentos, ropa o calzado y hasta lidiar con chistes insulsos, es un precio bastante bajo si a cambio salvaremos cientos de vidas.

Al final, cuando hablamos de hacer lo correcto, no es importante que sea difícil o no hacerlo. Anímense a dar el paso ¡Sean veganos!

Recuerden visitar los sitios veganhealth.org y theveganrd.com para tips y consejos de nutrición otorgados por expertos en la materia.

Comentarios

  1. Me ha encantado este post! Genial!!!! Por cierto, hace muchisssiiimo tiempo que te leo, pero nunca te habia comentado (no se porque).
    Te quiero pedir una cosa, y no he encontrado tu mail el el blog. Me mandas uno a mividaconunvegano(a)gmail.com si quieres?
    Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
  2. La comehierbas rifa!!! XD

    ResponderEliminar
  3. Estoy en el proceso de hacerme vegana, todo es cuestion de voluntad y de no hacer caso a las burlas de los demas :)
    Me gusto tu blog di con el buscando recetas de tacos al pastor veganos

    ResponderEliminar
  4. EN EL CASO DE PEDIR ACEPTACION QUE SE JODAN SIGUE TU CAMINO SOLO O SIGUE EL CAMINO DE UN GRUPO COMO UNA SOMBRA MAS

    ResponderEliminar
  5. apenas empiezo a mis 29 años intento volverme vegano, pero tengo como temor de fracasar... el super ayer fué un martirio, tenia miedo de comprar cosas indebidas, ni siquiera sé qué tipo de pasta comprar ? barilla?? contiene algo animal? fue muy estresante, no sé cocinar bien, no le he contado mas que a 2 personas de mi entera confianza, creo temo la gente pueda burlarse de mí, me siento muy confundido. además tengo hábitos horribles como fumar y beber vino tinto, no soy disciplinado... ni sé quien leerá ésto.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Mares.

    ¿Quieres saber cuál es el mejor consejo que se me ocurre por el momento?

    Relájate.

    Practicar el veganismo no tiene por qué ser un viacrucis. Personalmente no encuentro tan apabullante el hecho de tener que leer todas las etiquetas de lo que queremos comprar, además verás que con el tiempo memorizarás las marcas que te interesan, así como los lugares donde puedes encontrarlas.

    Uno no se hace un experto en veganismo de un día para otro. Es más, con los años te irás topando con nuevas recetas, marcas, amigos, autores y otras cosas que irán enriqueciendo tu experiencia. Te encontrarás también con la disposición de algunas personas para prepararte comida sin carne o lácteos en caso de que decidas comprar tus alimentos preparados, la cosa es buscar y tener paciencia.

    Y sí, a mí también me daba pena decir al principio que era vegana. Supuse que la gente pensaría que era una ñoña cursilona que le ponía calcetines a su perro según la temporada del año. Pero ¿sabes algo? No solo no es nada de qué sentirse avergonzado, todo lo contrario, es el acto mínimo de solidaridad que podemos tener con todas las especies explotadas por la nuestra; y también es una oportunidad de hablar con otras personas al respecto. Solo recuerda que al expresar verbalmente tu apasionamiento no debes ofender a tu interlocutor.

    El veganismo no es un concurso de pureza (aunque algunos se empeñen en hacerlo ver de esa manera), si por accidente comes algo que contenía un derivado animal, tu cuerpo no va a explotar ni vendrá la policía vegana a encerrarte. El pasado es algo que ya no existe más que en nuestras mentes, así que supera el error aprendiendo de él y no por eso claudiques, recuerda que de nuestra perseverancia depende que esta práctica se popularice y a su vez, se reduzca el sufrimiento animal.

    Hacer las cosas bien no es cuestión de disciplina, sino precisamente de eso, hacer lo correcto.

    Te lo dice alguien que ha dormido con un plato de cereal junto a la almohada durante la última semana y que desde los diez años usa calcetines de diferentes pares :P

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Recién te encontré y me encanta lo que escribes. Yo tengo 13 años de ser vegetariana y estaba contenta con eso, pero recientemente comencé a tomar caminatas y paso ceca de un rancho y me tocó ver a los pobre becerritos flacos y me rompieron el corazón. Así que no creo que para mi consciencia ya sea suficiente con no comerme a sus madres, tampoco me quiero comer su comida :( Te agradezco mucho el que compartas tus experiencias y por acá seguiré leyéndote.

    ResponderEliminar
  8. LOL ay! Comehierbas, como me has hecho reir. LOL "La policía vegana" me ha recordado a una película llamada Scott pilgrim vs los ex novios de su novia... algo asi se llamaba. Allí sale la policía vegana xD LA PELI ESTA LOQUISIMA. PERO VALE LA PENA VERLA.

    ResponderEliminar
  9. Intentaré ser veggi... Espero no morir en el intento.

    ResponderEliminar
  10. Hola. Claro que se puede a pesar de los comentarios de otros. En mi caso, me duele que las personas no acepten lo que soy pero creo que lo he superado. Es difícil al principio, pero vas viendo que sólo es cuestión de dedicarle tiempo. Me gustó este blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares