Friday, July 8, 2011

Eeeeeeeewwwwwwwwwwwwwww

Es increíble cómo por razones culturales salivamos por una quesadilla de pus pasteurizada o por cadáveres que no vivieron en lugares muy higiénicos y que llevan días de muertos, sin embargo, le hacemos el feo a comer alimentos "exóticos" como insectos cocinados en vida o langostas que aún se mueven mientras se les devora.

Como practicante del veganismo puedo decir que en la actualidad, oler carne guisándose me resulta repulsivo debido a que hago la relación inmediata de lo que tuvo que ocurrir para que ese trozo de lo que una vez fue un animal, llegara al fogón. Pero quién sabe, si tuviera diez años menos y me encontrara en un estado de ebriedad o resaca, probablemente salivaría por unos tacos al pastor con harta salsa.

Científicos japoneses desarrollan actualmente un alimento (o se presume que está en aras de considerarse como tal) por el que un comecerdo y un vegano sentirían la misma... reticencia. Se trata de carne de mierda. Síp, tal como lo oyen er... leen: carne hecha de caca.


Mitsuyuki Ikeda nos comenta que "el lodo del drenaje contiene gran cantidad de proteínas. Investigamos si podíamos extraer la proteína y reciclarla para hacer un sustituto de carne". Y lo hicieron. El producto final contiene 63% de proteínas, 25% de carbohidratos, 3% de grasa y 9% de minerales; además de ser completamente seguro para su consumo. También menciona que el actual costo de producción supera el de la carne (es diez o 20 veces más caro) pero una vez que lo coloquen en el mercado, logrará estabilizarse.

Durante siglos hemos comido las secreciones de otros animales, sus genitales y hasta órganos que contienen heces fecales (mollejas con limón, jelooouu). La carne (sí, incluso la pechuga de pollo y las partes que uno cree lejanas a la suciedad) está en contacto con el excremento de los animales y contaminación de los rastros o lugares donde se procese. Es cierto, luego se somete a una higienización  y empacado para su consumo, pero sigue siendo un cadáver al que le quitaron sangre, pus, pelos y popó con agüita caliente. ¿Realmente deberíamos ponernos tan quisquillosos respecto a comer el resultado de este experimento?

No sé ustedes, pero las heces fecales me parecen un recurso bastante renovable y sé que llegará el día en que el ser humano tenga una confrontación moral con el daño que hace al planeta y a sus habitantes, no se sorprendan de que esta y otras alternativas que suenen más descabelladas comiencen a considerarse seriamente.

Mientras tanto, me largo a comer unas ricas tostadas de seitán en chile morita con nopales, después de todo no soy yo la que está obsesionada con igualar o encontrar el sabor de la carne animal.

2 comments:

  1. Válgame!! @_@'

    Lo que la gente puede hacer pa' no comer verduras.

    ReplyDelete
  2. Por mí que coman lodo con sal, aunque hay que admitir que esta solución escatológica es mil veces preferible a tener animales esclavizados en rastros.

    Por otro lado, podrían dejar de indagar cómo igualar el sabor de cerdo muerto y comer verduritas.

    ReplyDelete

En Mexican Vegan nadie es dueño de la verdad absoluta. Si te gustó lo que leíste, investiga al respecto, si no te gustó, investígalo de todas maneras. No somos los únicos veganos en el mundo por lo que no debes juzgarlos a todos por las cosas que decimos o pensamos en este blog. Gracias y... Go Vegan!
Related Posts with Thumbnails