Vive sin drogas, vive sin queso

Existen los Crackheads, los Potheads y los Cheeseheads

Debo admitirlo: yo era una comequeso anónima.

No comía pasteles ni vasos de leche, pero ver una quesadilla con queso derretido saliendo de ella era la muerte (metafóricamente para mí, literalmente para vacas y becerros), recuerdo que la escondía en la bolsa de mi sudadera y subía a mi recámara a comerla sin que nadie me viera.

Por alguna extraña razón este horrible pero seductor lácteo es lo que más trabajo cuesta a algunos de nosotros, su textura y sabor parecieran irremplazables y aunque algunos aseguran que los quesos veganos saben igualito, jamás he logrado encontrar uno que lo sustituya fielmente.

¿Pero es el sabor un pretexto suficientemente bueno para declararnos junkies del queso? Apenas rompí lazos sentimentales con el queso me dediqué a buscar y a experimentar numerosas recetas para sustituirlo. Era como vivir obsesionada con un ex novio al que no podía olvidar y seguía enredándome con tipos que tenían sus ojos, su cabello o su exceso de lactosa. Triste, muy triste. En fin, lo bueno de esta historia es que abandoné la tonta idea de encontrar el sabor de los lácteos en el tofu y descubrí que, en efecto y aunque suene a cantaleta ñoña: los sabores que ofrece la comida vegana son variados, interesantes y deliciosos.

Pero si estos paliativos veganos de "Puedes vivir sin queso, el queso no te domina" parecen inútiles para ti (y ya comenzaste a calentar cheddar en una cuchara para ponerlo directo en tus venas) debes saber que... tal vez haya razón para estar obsesionado con el queso.

Los lácteos contienen una sustancia opiácea llamada casomorfina, se cree que este péptido tiene como función crear una asociación positiva entre la cría de la vaca y su madre; pero los seres humanos consumen cantidades de lácteos muchísimo más grandes que un becerro, lo que tal vez explicaría esos antojos irrefrenables de queso y esas costumbres extrañas de agregárselo a cualquier platillo: a la sopa, al sushi, a las frituras, derretido sobre cualquier animal muerto, a las papas, al café, al agua de limón,  a los esquites... y hay quienes por ahí hasta lo complementan con mayonesa ¡guácala!
Pero creo que la casomorfina no sería la única culpable, una situación ya aceptada entre la comunidad médica es que los alimentos grasos (entre ellos el queso) provocan cierta adicción y al igual que otras sustancias adictivas, con el tiempo genera una tolerancia al placer y la necesidad de consumir más para tener un buen viaje. En un estudio especista sobre este tema, los científicos no pudieron encontrar en McDonalds a ningún quesoadicto ni fueron capaces de sacar conclusiones observando a la gran cantidad de gente que consume comida grasosa, así que usaron ratas (oh, sorpresa) y las convirtieron en adictas a la grasa alimentándolas con tocino, salchicha y pasteles de queso. Los pobres roedores trataban de alcanzar comida grasa electrificada aún cuando esta les producía dolor.

Hola, me llaman el Quesillo y tengo un problema
Déjenme describirles brevemente la vida de una vaca lechera: viven para dar a luz repetidamente y así, con la ayuda de drogas (que les provocan mastitis y otras infecciones) producir la mayor cantidad de leche posible, sus crías les son retiradas al nacer, lo que les provoca estrés emocional; la mayoría de los becerros morirán mientras que el resto se convertirán en "carne de ternera". Una vez que las vacas dejen de producir la cantidad requerida irán rumbo al matadero.


Este proceso no es un hecho aislado o propio de las granjas sin regulación, son criterios comunes de "producción y optimización" en las plantas lecheras; sucede en todas y cada una de las instalaciones cuyo objetivo es abastecer la demanda de productos lácteos que genera el público consumidor, entre ellos los junkies del queso ¿De verdad quieres ser parte de esto? ¿Justificarías que un adicto al crack mate personas para satisfacer su vicio? Es cierto que la costumbre y el placer combinados representan un reto importante, yo los vencí con información, intenten lo mismo; y si tienes una recaída láctea no te arrojes de la azotea de un edifico en un acto de arrepentimiento y culpa, vuélvelo a intentar cuantas veces sea necesario (bueno, tampoco te pases toda la vida intentando). Por último, no dejes de considerar el veganismo o lo abandones simplemente porque crees que tu placer es mucho más importante que la vida y dignidad de millones de animales.

 P.D. Leí por ahí que sería sabio hacer un grupo de Comequesos Anónimos donde todos contemos entre sollozos cosas como "Llegue a mezclar hasta 10 quesos... ¡¡DIEZ!!" o "Recuerdo que llevaba un termo de café que en realidad contenía queso para nachos" o "¡Llegué a lamer el dedo gordo de mi pie solo para recordar el sabor". ¿Ustedes qué opinan?

Fuentes

Comentarios

  1. Woow acabo de encontrar este blog y leeo este post porque como soy mexicana queria leer algo de aqui, yo soy ovolactovegetariana desde los 15 y ahorita tengo 18 y aunque no como huevos como comida si como cosas que lo llevan he intentado ser vegana y lo logre por casi tres meses pero regrese a comer cosas con huevo o leche y veo que no soy la unica a la que le pasa en el mundo eso de la adiccion al queso aunque ya le baje el nivel de consumo si antes era de a casi todo ponerle queso y lo malo es que en México no se consiguen gran variedad de quesos o productos como en otros paises por ejemplo donde vivo apenas y encuentro una leche de soya que me guste porque no me gusta el sabor de la de ades o de las de polvo y hasta hace meses encontre una que me gusto un poco mas y de esa ocupo y tambien apenas y consigo tofu pero esta en mi que quiero ser vegana solo necesito fuerza

    ResponderEliminar
  2. Que bien!!!. lo que necesitaba, aun estoy intentando llegar al umbral de las puertas del VEGANISMO PURO, pero este producto artficial, es el unico que me ha impedido alcanzarlo, me va a tomar tiempo sin saber si lo lograrÉ, pero ya he superado algunas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Jo, es verdad que me pirra el queso. Puedo estar sin huevos y sin leche sin problemas y estuve a punto de ser vegana total y no lo he conseguido por culpa del queso. Sé que algún día lo conseguiré ja,ja.

    ResponderEliminar
  4. No creí que el queso pudiera tener tanta culpa acumulada; con esta info no es tan difícil imaginar cuántos animales han sufrido por nuestros excesos.

    ResponderEliminar
  5. Hay a quienes nos cuesta más trabajo abandonar el queso, pero les aseguro que es posible y que después de un tiempo no lo extrañarán.

    ResponderEliminar
  6. Querida Mond, la marca Symken es mi preferida en cuanto a leches de soya, además de que está fortificada con B12.

    ResponderEliminar
  7. Hola! gracias... si la llegue a probar esa que dices de Symken pero encontre una que para mi es la que mejor sabe y es organica se llama SoyMilk y la venden en Sam's, aparte tiene vitaminas, no es en polvo y el precio es poco mas barato que la de Symken

    ResponderEliminar
  8. Nada de dificil, si estas decidido nada es imposible. En mi casa no se compra queso y ya. Ademas ahorro mucho dinero. Comer en la calle si es otro tema, pues hasta en los restaurantes vegetarianos te dan huevo y/o queso. Parece inevitable el decorado con queso sobre pastas y frijoles. Ni modo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Carlos, tambien he leído que muchos veganos dejaron el queso como si nada, sin embargo existen aquellos a los que les cuesta un trabajo enorme. Yo por ejemplo, dejé el cigarro sin trabajo alguno, pero de verdad he visto gente tener ataques de ansiedad cuando lo intentan.

    Respecto al queso, a mí me ayudó tener mucha información sobre la industria láctea, y ni siquiera era de páginas veganas o vegetarianas, sino de aquellas dedicadas a la ganadería industrial. Este es un buen ejemplo:

    http://dcunliffe.perulactea.com/2008/07/14/%C2%BFsabe-usted-cuanto-le-cuesta-producir-un-litro-de-leche/

    La manera en la que hablan de las vacas como si fueran productos hechos de plástico realmente me asombró.

    ResponderEliminar
  10. Perdon, la leche se llama SoyDrink :-)

    ResponderEliminar
  11. Estáis locos todos vosotros... ¿sabéis que sois OMNÍVOROS?

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por el aporte, me gustó mucho tu forma de escribir, concreto, ameno, gracioso e informativo; por otro lado, yo no soy adicta al queso, pero aún lo consumo, soy vegetariana; desde hace unos días comenzó mi aversión al queso manchego, así que espero ir poco a poco hasta dejarlo completamente por la paz, como muchos, creo que es el único alimento que me ha impedido ser vegana, pero tienes tanta razón respecto a todo lo que ocurre con el proceso ganadero y la fabricación del queso, es para asustarse, llorar y morir envenenada lentamente ja.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares