Reseña de "The Vegetarian Myth" por una nutrióloga vegana

Lierre Keith
Hace algún tiempo en este blog hice una reseña sobre el libro de Lierre Keith, The Vegetarian Myth, al que muchos ex veganos han calificado como la obra "que les salvó la vida". Aunque en el texto hubo cosas que encontré extrañas como el hecho de que jamás visitara a un doctor por una amenorrea de 20 años, exceso de espiritualidad y ausencia de datos sobre su antigua dieta, supuse que la información que proporcionaba venía de fuentes hasta cierto punto "confiables"... creo que se debió a que soy una completa ignorante respecto a algunos temas. Ginny Messina, nutrióloga vegana y co-autora de documentos oficiales sobre nutrición, no opina lo mismo (respecto a los temas, no a mi ignorancia... si me conociera seguiría pensando que soy una neófita):

 

 

Reseña de "El Mito Vegetariano"

Lierre Keith sufre de numerosos problemas crónicos de salud. Incapaz de asegurar un diagnóstico para la mayoría de ellos decidió que la dieta vegana, la cual había seguido por veinte años, era la culpable. Pero no se contentó con agregar unos cuantos productos animales a su dieta, en vez de eso se propuso demostrar que las dietas sanas requieren cantidades grandes de alimentos animales y que la crianza a pequeña escala es la respuesta para la sustentabilidad. Para demostrarlo, ella ha armado un rompecabezas con información de sitios web (sí, de hecho ¡cita la Wikipedia!) y unos cuantos libros pseudocientíficos populares.

Reseñar este libro es lo que sigue de imposible, está tan lleno de desinformación y confusión que el refutar sus declaraciones sería como hacer otro libro. Este es un post largo y ni así alcanza para puntualizar todos los problemas en El Mito Vegetariano.


Leí la sección de nutrición primero, como es el área donde soy experta pensé que me daría alguna idea de su calidad de investigación y análisis... pero la calidad no es el tema aquí ya que no hay ni investigación ni análisis.

Lierre Keith confía gran parte de su investigación a la Weston A Price Foundation, un grupo poco creíble que basa sus creencias en una investigación de hace 80 años.
 A Keith no le importan las fuentes primarias, depende casi y exclusivamente de las opiniones de sus autores populares favoritos presentándolas como prueba de sus teorías. Por ejemplo, cuando escribe sobre cómo la evolución afecta las necesidades alimentarias sugiriendo que "la evidencia arqueológica es incontrovertible", está realmente refiriéndose al libro "El Poder de la Proteína" (Protein Power), escrito por dos médicos que no son expertos en evolución o antropología. Es un buen truco, claro, porque así no tenemos idea de dónde sacaron la información dichos autores. Al enterrar los verdaderos estudios de esta manera, hace laborioso para los lectores verificar sus datos. Dudo que lo haya hecho a propósito y tampoco creo que haya sido torpe o floja, simplemente no entiende cuán compleja es la investigación y ciertamente tampoco sabe mucho sobre nutrición básica. Peor aún, las clonclusiones del libro se las debe a la fundación Weston A Price, un grupo poco creíble cuyas recomendaciones se basan en las opiniones de un dentista que escribió sus observaciones sobre poblaciones indígenas en los 30's.


Keith enfatiza mucho el hecho de que los humanos hoy en día comen alimentos -granos- que nuestros ancestros paleolíticos rara vez ingerían, pero nunca discute que la leche, un alimento que ella defiende fuertemente, entra en la misma categoría. De hecho, mientras los granos podían ser recolectados, sembrados y consumidos por nuestros ancestros, la leche depende 100% de la agricultura. Que el desarrollo normal humano - al menos alrededor de casi todo el mundo- resulte en la disminución de nuestra habilidad para digerir lácteos (intolerancia a la lactosa), debiera proveer una mejor pista de por qué no evolucionamos para poder consumirlos. Nada de esto se menciona siquiera en el libro.


En vez de eso, tenemos página tras página de contradicciones, invenciones y malinterpretaciones. No es sorprendente, dadas las fuentes que utiliza, que Keith se encuentre terriblemente confundida sobre las grasas. Ella piensa que la grasa saturada se necesita para la absorción de vitaminas y minerales, que la grasa poli-insaturada es "baja en grasas" y que tenemos una necesidad alimenticia de colesterol. No tenemos necesidad alguna  de grasa saturada ni de colesterol - tampoco hay Ingesta Recomendada -. El hígado produce todo el colesterol que nuestro cuerpo requiere y los dos ácidos grasos esenciales requeridos por humanos -ambos insaturados- se encuentran en alimentos vegetales.


En la página 172 sugiere que la ingesta de grasa ha bajado un 25% en los últimos 15 años. Treinta páginas después dice que 10%. Tal vez piensen que esta discrepancia debió llevarla a los datos correctos, en cuyo caso habría encontrado que la ingesta de grasa ha incrementado durante los últimos 15 años. La ingesta total de grasa en norteamericanos es de aproximadamente 33% de calorías y una buena tercera parte de eso es grasa saturada -así que su creencia de que los norteamericanos consumen 30% de sus calorías como grasa poli-insaturada también es incorrecta.

Hay una larga sección sobre desórdenes alimenticios con la creencia popular de que las dietas vegetarianas son la causa, pero los expertos que han investigado esta área afirman que las chicas con anorexia tal vez escojan dietas vegetarianas para esconder su conducta alimenticia. No hay evidencia -de acuerdo a estos expertos- que las chicas que son vegetarianas o veganas sean más o menos propensas a desarrollar un desorden alimenticio que las demás.


Como la mayoría de los anti-vegetarianos ella está vehementemente en contra de la soya, insistiendo en que reduce los niveles de testosterona y por lo tanto la líbido masculina (de lo cual no hay evidencia) y especula que las jóvenes afroamericanas alcanzan la pubertad más rápido porque es más probable que de niñas hayan estado en programas de asistencia alimentaria como la WIC y similares, donde son alimentadas con fómula infantil de soya. Es cierto que los bebés afroamericanos tienen menos posibilidades de ser amamantados, pero no pude encontrar indicación alguna de que consuman más fórmula de soya y recientes investigaciones han relacionado a las proteínas animales con una pubertad temprana y a la leche de vaca con crecimiento excesivo en los niños. No hay pruebas de que la soya esté involucrada en eso tampoco, es más, un estudio preliminar reciente sugiere que la soya podría retrasar ligeramente la pubertad en niñas.

En la página 227 apunta que "Mark Messina, un campeón de la soya, cree que los japoneses comen 8.6 [gramos de alimentos de soya] por día", o menos que una cucharada ¿En serio? Bueno, resulta que yo estoy casada con Mark Messina, así que tengo una buena idea de lo que él "cree" sobre la ingesta de soya. Aunque incluso si no lo conociera, podría leer su análisis del 2006 sobre la ingesta de soya, revisado por profesionales y publicado en el diario médico Nutrición y Cáncer. Aparentemente Keith no vio (o no hubiera visto) que la ingesta de soya de los asiáticos es el equivalente de 1 a 1½ porciones o más por día ¿Por qué lo captó tan mal? Es porque no entiende que hay gramos de proteína de soya, así que los 8.6 a 11 gramos de proteína que los japoneses típicamente comen es igual a por lo menos una porción al día (hay muchísimo más sobre la soya en este libro con las críticas usuales, pero eso lo veré en otro post, es un tema grande).

Estoy menos que capacitada para evaluar su discusión sobre las consecuencias ambientales de la crianza de animales de granja, aunque parece razonable el asumir que tampoco entiende mucho sobre el tema. Algunas cosas sí saltaron a la vista: ella asegura que diez acres en la Granja Polyface (una especie de granja orgánica "autosustentable"... chin, ya usé Wikipedia, pero al menos yo no escribí un libro) puede producir suficiente comida para alimentar a nueve personas durante un año, pero en el blog Say What Michael Pollan? (algo así como ¿Decías algo, Michael Pollan?), el matemático Adam Merbert realizó cálculos que sugieren que Polyface requiere más calorías en alimento (para los pollos) de lo que produce en comida.

Los números no son tan atroces como los de las granjas industriales pero sugieren que no hay tal cosa como una producción sustentable de carne (para más preguntas ambientales asociadas con Polyface recomiendo mucho la reseña de Adam de "Omnivore's Dilemma" -El Dilema de los omnívoros -un libro muy similar al de Lierre Keith-). Es cierto que Keith está definitivamente en contra de las granjas industriales por razones éticas y ambientales, pero sigue convencida de que la producción de comida es imposible sin utilizar desechos de animales e ignora el valor de las cáscaras de leguminosas a este respecto, capaces de reparar el nitrógeno de la tierra.

Pero Keith no se dio por vencida con el veganismo porque le importara el medio ambiente, lo hizo porque no se sentía bien. Una de las cosas donde se equivoca es al confundir los antojos con necesidades biológicas. Describe cuando decidió comer su primer bocado de atún después de 20 años como vegana: "No sé cómo describir lo que pasó después […] podía sentir cada célula -literalmente cada célula- pulsando en mi cuerpo. Y finalmente, finalmente me sentí alimentada. Oh, Dios, pensé: así se siente estar viva." Esto demuestra que la convicción de Keith sobre su necesidad de carne tiene que ver más con otra cosa que con nutrición, porque la comida no funciona de esa forma. Comer un bocado de atún -sin importar cuánta sea la deficiencia de algún nutriente que éste contenga- no causa que todas las células de tu cuerpo comiencen a pulsar. De hecho, no causaría que sintieras nada de nada (¡por lo menos, tendrías que absorberlo primero!)

Es cierto que algunos veganos están demasiado delgados y poco saludables, no consumen suficiente grasa, calorías o se rehúsan a tomar suplementos con vitamina B12. O cometen cualquiera de los muchos errores que la gente comete con todas las dietas, pero Keith insiste en que una dieta vegana nos dañará a todos -está 100% segura de ello- y simplemente no es verdad; no está respaldada por nutrición científica ni por la observación de veganos a largo plazo, sin mencionar niños que son veganos de nacimiento.

Es interesante que jamás mencione lo que comía cuando era vegana o qué come ahora que es omnívora, sólo dice que comía "todos los carbohidratos" (¿todos? con razón estaba enferma) y que ahora come mayormente animales y sus secreciones. Mientras ella piensa que entiende a los "vegetarianos morales", revela su total desconexión de la ética vegana con tres enunciados cortos en los últimos párrafos del libro: "He mirado a mi comida a los ojos. He criado a alguna yo misma, la he amado cuando estaba pequeña e indefensa. He aprendido a matar"

Este es básicamente un libro triste. Lierre Keith ha sufrifo de múltiples problemas de salud y estaba desesperada por encontrar una respuesta, se la tomó con el veganismo e inventó un cuento para respaldar su teoría. Su intención parece ser de buen corazón, ella se ve a sí misma como una salvadora para los vegetarianos y quiere que aprendamos de sus errores, el libro ha sido ampliamente aceptado por aquellos que quieren creer que comer carne es saludable y justo. El problema es que realmente no hay nada acertado en este libro que apoye esa conclusión."


 Mexican Vegan Conclussions: Tómala...

Comentarios

  1. ¿Te parece que tiene buen corazón? Yo soy mal pensada tengo la impresión de que esta persona no es real o que se ha vendido a las indústrias cárnicas. Si fuera real ¿Cómo puede un vegano de 20 años matar? ¿Es necesario llegar a eso? Al menos debería quedarse en ovo-lacto-vegetariana que aunque hacen daño hacen menos y comerá proteína y grasa animal sin devorar cadáveres.
    Cada vez estoy más convencida de que la gente está loca.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, es Ginny Messina quien opina que tiene buen corazón, y yo tampoco creo que sea una pésima persona. Necesita creer con todas sus fuerzas que necesita matar animales para sentirse viva.

    Dudo que ella vaya a cambiar de opinión algún día, pero espero que quienes lean su libro, lean también esta reseña... hoy en día se publica cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  3. En mis tiempos de carnívora nunca se me hubiera ocurrido asesinar a un animal y comérmelo y conozco a mucha gente carnívora que es incapaz de matar una mosca.
    Puede que suene a hipócrita pero creo que hay una línea que separa una cosa de otra. La gente que come carne no es necesariamente mala, sigue una inercia cultural arraigada y no ven más allá de sus narices, para ellos la carne es como cualquier otro alimento, como las patatas o el tomate. No por maldad sino estulticia, abotargamiento mental.
    Cuando alguien mata a un animal para comerlo ya no puede fingir ignorar lo que come, el trozo de cadáver ya no es una entidad neutra. Los seres que esta loca ha asesinado querían vivir, chillaron, lucharon, batallaron, sintieron pánico y dolor al sentir el cuchillo en su carne...A cualquier ser sensible esa "comida" sólo le darían ganas de vomitar, aunque sea carnívoro.
    Esa mujer no sólo se conforma con ser una asesina necrófaga sino que añade aún más maldad escribiendo un libro sobre sus hazañas y las bondades de la carroña.
    Esa es tan buena persona como Jeffrey Dahmer, Albert Fish o Ed Gein.

    ResponderEliminar
  4. Todo lo que tuvo que hacer esa mujer para volver a usar ( comer ) a otros animales...hasta escribir un libro para "auto convencerse..." Su adicción por lo muerto, fue más fuerte que sus convicciones ( si es que realmente las tuvo alguna vez...)

    ResponderEliminar
  5. Hasta tiene toda la fisiología de alguien con problemas mentales (sin ofender). ¿Qué le pasa a eta mujer? Sobre todo con sus comentarios finales. Peor lo más triste es que haya supuestos "veganos" que caigan en esto... ¿eran veganos por aunténticas razones? Lo dudo mucho.

    ResponderEliminar
  6. Este tipo de libros es una de las partes negativas del internet. Éste le ha dado voz a la gente, el problema es que no siempre esta bien informada. Ahora basta por surcar el ancho mar del internet y leer una docena de artículos para considerarse un "experto" en el tema. Es por eso que verificar la veracidad de la información que se nos da es tan importante. El si es buena o mala esta mujer, creo que eso no nos toca decidir. A mi parecer este tipo de juicios sólo nos llevan al mismo lugar en donde empezaron las guerras, por el odio al que no es como nosotros, digase racismo, sexismo, intolerancias religiosas o animalismo. La intolerancia sólo nos trae negativo, sólo respetar y si no estamos de acuerdo simplemente alejarnos.

    ResponderEliminar
  7. Chale, cometí una errata, en lugar de animalismo era especismo. Saludos y se me olvidaba, quisiera agregar el blog a mi lista de "otros blogs ninjas" espero no tengas inconveniente.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Ninguna Vegan Ninja!! Te agregro yo igual.

    ResponderEliminar
  9. Buen aporte, xP a mís e me olvidan rápido las cosas sobre nutrición, porque es muy extenso Dx, ye sto ayuda a refrescar :B

    ResponderEliminar
  10. he sido vegetariana por 4 años, el problema ahora es que 8 meses atras resulto que tengo alergia al gluten(trigo) siempre he sido muy delgada pero con este descubrimiento he bajado mas de peso! debido a esto estoy pensando en volver a comer carne. Ayuda!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, anónim@ del 21 de diciembre.

    En la parte de arriba encontrarás dos capítulos del libro "Veganos para siempre" de Jack Norris y Ginny Messina, ambos son nutriólogos reconocidos en su campo.

    El capítulo 1 habla un poco sobre los celíacos y personas con alergias al gluten. Este alimento no es la única fuente de proteína, en los granos puedes encontrar un sustento de proteína confiable, sobre todo si haces las combinaciones adecuadas.

    A continuación te dejo una lista de alimentos veganos altos en proteínas.

    • Frijoles negros
    • Garbanzos
    • Frijoles bayos
    • Lentejas
    • Frijol de soya
    • Tempeh
    • Tofu firme (el suave contiene menos proteína)
    • Almendras
    • Sustitutos de carne (hechos de soya)

    Te suplico también que estés al pendiente de la próxima publicación del capítulo 2 de "Veganos para Siempre", pues precisamente se habla sobre las proteínas vegetales.

    Antes de regresar a la carne solo te pido que de verdad agotes todas tus posibilidades y fuentes de información.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares