Peaceable Kingdom

 Cuando era niña mis abuelos compraron un pato al que todos llamamos Pancho.

Pancho era la leche, era la puritita pus, era un pachicloso, era genial, pues. Abría sus alas y soltaba una sucesión de "cuás" mientras corría y cuando nadaba en el lavadero, metía su cabeza en el agua como sólo los patos saben hacerlo y se sacudía, mojándonos a todos. Recuerdo también que fuimos testigos de su cambio de voz, ya saben, del simple silbido de polluelo a la voz aguardentosa que ya le conocemos a estas aves. Era negro con un collar verde brillante y al final nos enteramos de que era pata y no pato.

Un día llegué de la escuela y no vi al pato. Cuando le pregunté a mi mamá dónde estaba me dijo que se lo habían llevado a un rancho. Incluso a esa edad, sabía que algo andaba mal. Lamentablemente mi madre no se tomó la molestia de llevar su mentira más allá y no escondió las patas de Pancha que estaban en la basura. Recuerdo que los ojos se me llenaron de lágrimas y me sentí desolada.

La reacción inmediata de un adulto hacia el llanto de un niño por la pérdida de un animal es a veces burlezca, como si les pareciera increíble guardar luto por la muerte de un animal al que consideran de consumo. Recuerdo que mi abuela para consolarme hasta me ofreció el caldo que habían preparado con el pato (WTF?!).

La historia de este granjero y su vaca "adoptiva" es conmovedora al punto de las lágrimas ¡somos cursis, y qué!
Peaceable Kingdom es otro documental de A Tribe of Heart que nos da un mensaje si bien un tanto deprimente, también muy alentador. Veremos ganaderos y matarifes que se convirtieron en vegetarianos  estrictos y también una muestra visual de que los animales de granja pueden formar lazos afectivos con sus congéneres y con nosotros. El filme a su vez, nos da la oportunidad de mirar por un momento a través de los ojos de los protectores de animales y ver desde su perspectiva, la difícil situación de elegir a qué animales salvar y a acuales no.

Aunque algunas escenas son fuertes, los realizadores vigilaron mucho esta película y más que deprimidos terminarán con ganas de tener su propio santuario para animales. Disfruten.


Comentarios

  1. Chale no es por traer anecdotas propias con las que me identifico (lo cual irremediablemente termino por hacer), A mi me paso algo parecido en la secundaria (creo q fue en primer grado) cuando compre un par de pollos que críe durante meses desde capullos hasta poco mas crecidos,cierto día q llegue de la escuela y vi charcos de sangre cuyas gotas eran mas que obvias por el suelo del pequeño patio cercano al lavadero, luego me entere que la abuela materna (una mujer mucho muy mayor q hoy habita desolada) los degollo al mas puro estilo tradicional de sus costumbres campiranas, mi mamá no me pidió nunca permiso (ni lo habria concedido) ni se disculpó por aquello o cualquier otra situación agravante para mi, por esos lapsos de mi vida jamas lo hizo, y a decir verdad es una de las pocas ocasiones en las q personalmente no falle a mis "mascotas" como algunas veces mi inmadurez respecto al cuidado de compañeros seres vivos afrontó de las cuales siempre asumiré mi responsabilidad. en vez de tanta porkería representativa de "realidades" socioculturales televisadas como mero entretenimiento hueco y aberrante, deberian exhibir docus como estos o al menos si se lo prefiere ética y Ecología a la par.oh si! olvidaba que esto no reditua en beneficios monetarios.

    ResponderEliminar
  2. Chale... a todos nos mataron un pollo de niños.

    Siempre había pensado que los niños funcionábamos como pequeños sociópatas, pero tal vez el amor a un animal es lo primero que conocimos como afecto desinteresado.

    ResponderEliminar
  3. Yo quiero una granja ecológica y autosustentable, con árboles que se alimentaron de la cagada de animales, con celdas solares, purificadora de agua de lluvia y todo eso. Sería chingón, sería como la utopía autosustentable.

    ResponderEliminar
  4. Yo aún no he visto Peaceable kingdom, empecé a ver Earthlings y no pude acabarla... así que cogí un poco de miedo a estos documentales :S
    Pero espero verme fuerte un día y verla (ah, yo tuve un par de pollitos... que murieron de muerte natural. O eso me dijeron...)

    ResponderEliminar
  5. Y si puedo tener algún día ese espacio para mis pollos, y al primero que mate yo quedo traumada, me haré vegetariana por lo mismo que este tipo... xD (no he visto la peli)... Pero como he dicho otra sveces, noe staría en contra de usar sus huevos xD, mientras correteen por ahí comiendo semillitas y gusanitos x3.

    (Me dan risa cuando pones cosas en letra chiquita o tachas, hahahajhahja).

    ResponderEliminar
  6. Creeo que esto es una fuerza extra y una señal para que ya deje de ser ovolactovegetariana y sea vegana... aunque tuve que tapar ciertas partes no necesito que sean tan graficos conmigo... yo lo entiendo... confio que un dia todos seremos veganos y el mundo sera mejor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares