El ganador de la lista de WTFs

Basado en una hermosa canción japonesa cuyo título reza Neko Funjyatta, o "Me paré sobre un gato", se ha fabricado este original (pero no de un buen modo) juguete. Su creador Shintaro Kago tiene otras creaciones ideales para aquellos asesinos seriales que no están en casa para educar a sus hijos (como un hermoso manga llamado "El cadáver hediondo de la abuela"... tui tui tuii).

Comparado con esto, las figuras de acción de soldados, indios y vaqueros, son el epítome de la cursilería y la ñoñez.


Lo haya hecho con fines de producción en masa para su venta individual, o como obra "artística", esto me deja con una conclusión estereotipada: los orientales son extraños.

Actualización: dados los recientes acontecimientos Morriseyescos y porque es de sabios rectificar creo que lo mejor es dejar la conclusión como sigue: este japonés en particular es extraño... y está medio jodido de su mentecita.

Comentarios

  1. Pinches orientales, por eso luego se andan matando entre ellos

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA... ya no hay qué decir esas cosas o al rato vamos a hacer un "Morrisey".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares