Wednesday, July 14, 2010

Porque las galletas siempre rulearán

Al parecer tuve dos visitas en toda esta semana y no los culpo -_-  ...

He tenido mucho trabajo, pero bueno, al menos yo puedo bitchear sobre el ebrio misógino que me grita en la oficina o sobre cómo me caigo de espaldas cada vez que veo mis descuentos por retardos; las vacas lecheras y gallinas ponedoras sueñan con al menos tener un sindicato tan ladrón y abusivo como el de los maestros (aunque la lidereza fuera igual de fea). Y para darle un poco de sabor a esta vida llena de amarguras sin tener que usar nada que haya salido del trasero o la ubre de un animal, me he robado esta recetita de The year of the vegan y no hice mucho por mexicanizarla puesto que sus ingredientes son más que accesibles y las galletas engordantes siempre serán amigables e internacionales con todos.

Ingredientes
  • ⅓ de taza de aceite de cánola
  • ⅔ de azúcar morena
  • 5 cucharadas de leche de soya o agua
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½  media cucharadita de semillas de chía o de semillas de linaza trituradas.
  • 1 1/2 tazas de harina de trigo
  • 1/3 de taza de avena instantánea o si sólo tienen entera, muélanla un poco en al licuadora
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 2/3 de taza de chispas de chocolate

Preparación:
  1. Precalienten su horno. Si es eléctrico (del tipo económico para pobres, como el mío) seguramente no tendrán opciones de temperatura, sólo de tiempo. Yo obtuve mejores resultados dejándolo funcionar durante cinco minutos para posteriormente hornear las galletas. Si son unos ricachones precalienten el horno a 200º.
  2. Engrasen una charola con un poco de aceite de cánola y espolvoreen con harina hasta formar una capa muy delgada.
  3. En un tazón mezclen el aceite y las semillas. Batan de dos a tres minutos aproximadamente y dejen reposar durante otros cinco.
  4. Agreguen la leche, la harina, la avena, la sal y el polvo para hornear, mezclen hasta que les quede una pasta manejable y agreguen un poco de leche. Si la mezcla les ha quedado bien, agreguen las chispas de chocolate. Si se les desmorona o bien, se les queda en las manos, agreguen leche de soya y harina en pequeñas partes hasta que puedan moldearla, si de plano no pueden hacerlo, declarense inútiles para la cocina y despídanse del dulce sabor de las golosinas libres de crueldad o bien, llamen a sus madres.
  5. Hagan bolas medianas con sus manos y luego pequeñas tortas... bueno, denle forma a la galleta, pues. Les recomendaría que no la hagan muy delgada porque se quema con facilidad y se desmorona. Colóquenlas en la charola y horneen durante 10 minutos aproximadamente. Revísenlas constantemente, la parte de abajo de las galletas debe verse de un color café ligeramente oscuro, creo que aquí todos sabemos reconocer el olor y la apariencia quemada... a menos claro que alguno de ustedes tenga uno de esos tumores cerebrales que los hacen percibir olores que no están ahí... er sí...
  6. Saquen las galletas del horno y dejen enfriar durante cinco minutos, luego tomen una espátula y llévenlas a enfriar a otro recipiente. No recomiendo comerlas mientras aún están calientes. 
Ya antes les había dicho que mi cámara había sido mordida por un perro, y desde que tiré mi celular a las vías del tren ahora toma fotos con una extraña mancha blanca, pero esta foto es de una galleta vegana de verdad y así es como quedan... ¡Lo juro!

2 comments:

  1. mui bonito, golosina nutritiva y pro-biotica, te mereces un millon de puntos o lo que fuere, ah no este no es de esos post o foros verdad? eres genial y excepcional definitavamente, lo sabias??????????

    ReplyDelete
  2. ahm por cierto,tengo una duda? tambien afectara de la misma forma que las galletas convencionales mi dermis geneticamente defectuosa, mi acne es directamente proporcional a la cantidad de trigo endulzado con grasas saturadas que consumo. ha ha ha

    ReplyDelete

En Mexican Vegan nadie es dueño de la verdad absoluta. Si te gustó lo que leíste, investiga al respecto, si no te gustó, investígalo de todas maneras. No somos los únicos veganos en el mundo por lo que no debes juzgarlos a todos por las cosas que decimos o pensamos en este blog. Gracias y... Go Vegan!
Related Posts with Thumbnails