¿Amas a unos y te comes a otros?

 Les adelanto que este post es un poco largo pero espero que aún así lo lean.

Me costaba mucho trabajo hablar de este tema, pero Gary Francione ma ayudó mucho. No se trata de decirle a los carnívoros "estás mal y soy superior a ti", sé que a veces lo digo muy seguido en tono bromista pero les aseguro que es eso, una broma. Si sólo me juntara o me relacionara con gente vegana seguramente me quedaría sola o nos hartaríamos los unos a los otros en competencias de superioridad moral (¡Já!). En fin, para empezar, este post sólo te interesará si de alguna forma consideras los siguientes puntos como verdad:

  1. Que los animales cuentan con un sistema nervioso que responde a estímulos como el dolor.
  2. Que inflingir dolor a cualquier ser vivo por razones de entretenimiento o placer está mal.
Ahora bien, todos los que consideramos a los animales como seres sensibles y merecedores de respeto y dignidad, condenamos las siguientes prácticas:
  • La caza por deporte: actividad en ocasiones castigada si el blanco es un animal en vías de extinción o permitida incluso por el mismo gobierno de los países donde se practica. consiste en acechar a un animal para darle muerte. Las razones en este caso, es obtener algo de su cuerpo, o su cuerpo entero, como trofeo. Es una actividad catalogada por quienes la practican o apoyan, como "varonil".
  • La tauromaquia: actividad calificada por algunos como actividad artística o cultura. Se trata de asediar a un toro durante varios minutos o incluso horas. Al toro se le priva de alimentos varias horas antes de la faena o se le dan laxantes y tranquilizantes para debilitarlo físicamente. Además, le aplican vaselina en los ojos para disminuir su capacidad visual.
  • Peleas de perros: Otro integrante de los "deportes de sangre", sin embargo, por ser el perro un animal de compañía más cercano al hombre, se ha declarado ilegal en la mayoría de los países occidentales. Los perros son forzados mediante provocaciones y vejaciones físicas a pelear entre sí, por lo regular, las peleas son fatales y de no serlo, el animal que queda gravemente herido es castigado por "haber perdido" y sacrificado con métodos como el ahorcamiento, la electrocución, golpes o ahogamiento.
  • Los circos: Los animales son golpeados brutalmente para "amansarlos" por ser la mayoría, de procedencia salvaje. No se les alimenta incluso por días y cuando así sucede, no es con la comida adecuada. Los métodos de entrenamiento incluyen herramientas como ganchos, látigos, collares apretados, armas de electrocución. La vida de estos animales tiene una sola salida: la inevitable muerte prematura. Pueden tener ataques de ansiedad y volverse sumamente agresivos para luego terminar muertos a tiros (como numerosos casos de elefantes que se rebelan contra sus entrenadores), o al ser muy viejos los venden a circos más pobres, a campos de caza o como "carne exótica". 
  • Vivisección: Individuos de todas las especies no humanas son sujetos a experimentos con fines "científicos". En su mayoría, estos experimentos no tienen otro fin que el de probar productos de higiene o aseo personal para uso del hombre y consisten en la práctica de cirugías o administración de sustancias mientras los animales estén vivos y en algunos casos, conscientes. Vertir barniz en los ojos de un conejo, llenar de pasta dental el estómago de un perro o inmovilizar a un mono en una posición incómoda durante toda su vida son sólo algunos de los procedimientos practicados en millones de animales de todo el mundo.
 Si como ser humano estos actos te parecen atroces, entonces debes saber que millones de vacas, cerdos, pollos, ovejas, carneros, patos, peces y moluscos pasan por exactamente la misma tortura. La diferencia es que por no ser considerados animales "de compañía" los vemos menos cercanos y justificamos su matanza debido a que nos proveen de alimento y vestido; entendemos perfectamente que ya no necesitamos de los animales para satisfacer lo segundo, pero seguimos considerando válido torturar a miles de animales si éstos van a alimentarnos. Ya está comprobado y aceptado por asociaciones médicas internacionales que la dieta vegana puede ser saludable siempre y cuando se lleve a cabo con responsabilidad y conocimiento.

Con el consumo de lácteos y huevos es exactamente lo mismo, de hecho, los animales que sirven para proveer de productos secundarios a su carne sufren por mayor tiempo que los que sólo dan carne. Son encerrados durante toda su vida, al estar completamente desgastados físicamente entonces su destino es igual que el de sus semejantes que sirven exclusivamente de alimento. No existe tal cosa como la "jubilación animal" en las granjas industriales.

Gallinas ponedoras desplumadas debido a la desnutrición y el debilitamiento. A la derecha, una vaca lechera exhausta a la que, les aseguro, no le están pidiendo de buena manera que se suba al camión.
 Menciona Gary Francione que vivimos una "esquizofrenia moral", nos conmueve ver el video de un perro torturado pero igual seguimos consumiendo productos que vienen de la tortura a puertas cerradas de otras especies. Podríamos poner miles de pretextos que no serán válidos a menos que como individuo se haya hecho una investigación exhaustiva de por qué es válido aceptar la tortura de unos animales e indignarse por la de otros. Vean videos de los procedimientos usuales en los rastros, si creen que son incidentes aislados, visiten uno. Visiten varios. Visiten las granjas orgánicas, las condiciones son menos peores, pero no son de ninguna manera buenas.

Hasta cierto punto debemos admitir que no existen razones válidas moralmente para consumir carne, más que el hecho de que nos gusta su sabor. Entiendo que tenemos detrás de nosotros un lastre cultural y familiar que nos ha acostumbrado a consumirla, pero ahora que saben la verdad es tiempo de cambiar.

EL VEGANISMO es la solución

    Comentarios

    1. En buen momento vine a leer esas palabras.
      "No se trata de decirle a los carnívoros "estás mal y soy superior a ti", sé que a veces lo digo muy seguido en tono bromista pero les aseguro que es eso, una broma. Si sólo me juntara o me relacionara con gente vegana seguramente me quedaría sola o nos hartaríamos los unos a los otros en competencias de superioridad moral "

      ResponderEliminar
    2. Buenas!saludos desde españa!Me parece muy buenos tus textos,yo tambien soy vegano y estoy preparando informacion para publicar algo echo por mi,y me gustaría ponerme en conctacto con gente vegana para compartir ideas! saludos

      ResponderEliminar
    3. ¡Hola... er... Anónimo!

      Puedes mandarme tus textos al siguiente correo:

      huerfanita.vegana@gmail.com

      Los publicaré en el blog con mucho gusto, aunque espero que pongas tu nombre para que te hagas famoso ¡Gracias por tus palabras!

      ResponderEliminar
    4. Creo que vivimos una esquizofrenia moral, social y de casi todas las índoles, es extremadamente difícil ser tan, tan concecuente en todo, si no insano (qué paradójico, ¿no?).

      Aunque a mí no me parezca que el mundo deba ser vegano -aunque bueh... ahí hayd ebate para rato-, en general creo que el veganismo puede servir como herramienta de protesta de un lado extremo contra el otro lado extremo de las atrocidades que se acometen, al menos para que las personas se planteen dónde y cómo viven. (Y todas las ideologías más bien extremas y no violentas o las que son un poco menos conocidas tb concernientes a la bioética, como la eutanasia).

      ResponderEliminar

    Publicar un comentario

    Entradas populares